Concluye hoy Curso Internacional de arbovirosis emergentes

La Habana, 23  ago (ACN)  Las herramientas participativas y de comunicación social  para el abordaje de los determinantes sociales de la transmisión de arbovirosis transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, serán expuestas este viernes en esta capital durante la jornada final del Curso Internacional de Dengue en la parte práctica.

En esta decimosexta edición de la cita que durante dos semanas se desarrolló en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), la primera dedicada a la parte teórica abarcó también el zika, el chikungunya y el desafío constante de la fiebre amarilla, según anunciaron sus organizadores.

Este viernes el programa científico incluye entre los temas los determinantes sociales y el manejo integrado de vectores, basado en la participación comunitaria, así como el enfoque integral en la
modelación del dengue y otras Arbovirosis/ enfermedades trasmitidas por vectores, el ambiente y otras variables sociales de comportamiento y movilidad.

Otros temas del cónclave que analizaron expertos de más de 50 países están relacionados con la lucha contra las arbovirosis y la importancia de la intersectorialidad para su enfrentamiento y prevención, si se tiene en cuenta que estas son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti y consideradas las de mayor impacto hoy en la región de las Américas.

La Doctora en Ciencias María Guadalupe Guzmán, presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología y del comité organizador de la cita, explicó que en el curso científicos y renombrados profesores de los cinco continentes se actualizaron sobre los últimos adelantos en el enfrentamiento del dengue y otras arbovirosis emergentes desde una perspectiva multidisciplinaria.

Guzmán, también jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK anunció que entre las principales temáticas del programa se incluyen el control de vectores, en el cual actualmente se trabaja en cuatro líneas principales.

Entre estas el uso de la wolbachia -una bacteria que infecta al mosquito, impide la replicación del virus en él y por tanto no puede transmitirlo- y la técnica del insecto estéril, en la que por medio de radiaciones se logra una población grande de mosquitos estériles que al liberarse irá sustituyendo a la población natural.

Otros estudios en los cuales trabaja Cuba es en los puntos de investigación e implementación de la resistencia a los insecticidas y la vigilancia entomovirológica; una forma de vigilar, no ya solo al
paciente con dengue o a cuánto mosquito hay en un área, sino que va un paso más allá: implica buscar el tipo de virus que transmiten esos insectos, remarcó la experta.

La también directora del Centro Colaborador de las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud OPS/OMS para el Estudio del Dengue y su Vector señaló que los asistentes del curso conocieron también
sobre el diagnóstico, las novedades en cuanto a los métodos moleculares y cómo hacer la vigilancia de laboratorio.

La avezada científica cubana señaló que desde el punto de vista epidemiológico entre los temas de investigación contemplan los llamados sitios calientes, aquellos por donde periódica e históricamente comienza una epidemia o concentran a gran número de personas.

Precisó que esta identificación permite establecer vigilancia en estos sitios antes de que comience la trasmisión.

Organizados cada dos años por el IPK, con el auspicio del Ministerio de Salud Pública de Cuba, y la OPS/OMS, entre otras instituciones y organizaciones, estos cursos se desarrollan desde hace más de tres décadas, en aras de profundizar mejor los temas para lograr que las arbovirosis se puedan controlar en la región y en el resto del mundo, argumentó el Doctor en Ciencias Manuel Romero, director de la institución sede.

Tomado de ACN