¿Cómo Cuba apuesta por que su gente tenga vidas más largas y más saludables?

Envejecimiento
La buena salud debe ser un aspecto esencial en la respuesta de la sociedad ante el envejecimiento poblacional. Foto: Yaimí Ravelo

Asegurar que las personas tengan vidas no solamente más largas, sino también más saludables es el centro del trabajo de las instituciones de una sociedad que, como la cubana, tiene ya el 20.4 % de su población con 60 años o más.

Para contribuir a una mayor calidad de vida de una persona de la tercera edad el Ministerio de Salud Pública trabaja en la formación de personal especializado, además de que incorpora al resto de las especialidades médicas elementos de geriatría para poder abordar este tema de manera integral.  

Destaca en este propósito, además, la construcción de varias instalaciones y, en este sentido, resalta la primera unidad para la evaluación del desempeño físico de las personas mayores en Cuba, una de las pocas existentes en América Latina y el Caribe –inaugurada el 1ro. de octubre de 2019– y en consonancia con el concepto de envejecimiento saludable, que promueve la Organización Mundial de la Salud.

«Esta unidad permite evaluar la capacidad funcional a partir de variables como la velocidad de la marcha y la fuerza muscular, entre otros aspectos esenciales. Asimismo, favorece el diagnóstico y la rehabilitación de las personas mayores con disminución de su capacidad funcional y potencia el desarrollo de la investigación en áreas claves del envejecimiento y en la formación de recursos humanos competentes», explicó la doctora Lilian Rodríguez Rivera, directora del Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud.

En declaraciones previas, el doctor Iván Tápanes López, especialista en Geriatría y gerontología, y jefe de la unidad de desempeño físico, ubicada en ese centro, expresó que la instalación cuenta con diferentes equipos de alta tecnología que permitirán desarrollar el trabajo asistencial, el diagnóstico investigativo y completar la valoración integral desde el punto de vista físico del adulto mayor, para evaluar actividades de desempeño como la marcha, la fuerza y el rendimiento físico.

De igual forma, el pasado 21 de noviembre comenzó sus servicios el Centro de Alzheimer  y otros trastornos cognitivos, en el municipio de La Habana Vieja.

Este centro, único de su tipo en Cuba, tiene el propósito de realizar un diagnóstico temprano de la demencia

Alzheimer, apoyar a los cuidadores, familiares y profesionales vinculados a la atención de las personas mayores que padecen este problema de salud, y desarrollar investigaciones que tributen al perfeccionamiento de la atención y manejo de estos pacientes, así como trabaja de conjunto con instituciones del grupo empresarial BioCubaFarma, afirmó la doctora Rodríguez Rivera.

El día de la inauguración, la doctora Niurka Casado Barralesuna comentó que una prioridad de esta institución serán los cursos de preparación, que contribuirían a abrir unidades de memoria a nivel municipal, para la identificación de los casos más complejos, explicó la especialista.

Con servicios de enfermería, geriatría, valoración social, neurosicología y terapia grupal, el centro apuesta por un tratamiento integral y cuenta con sistemas informatizados.

Por su parte, en el Centro de Longevidad, Envejecimiento y Salud se desarrolla el programa de formación para la especialidad en Gerontología y Geriatría; se encuentra en fase de diseño el nuevo programa de estudio de la Maestría en Salud Pública y Envejecimiento; y se inició la consulta de nutrición clínica y sarcopenia (término que describe la pérdida degenerativa de la masa del músculo esquelético y de la reducción de la fuerza muscular, que ocurre con el envejecimiento), como parte de sus servicios ambulatorios.

Asimismo, en el Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud se actualizaron 15 protocolos de actuación en atención hospitalaria y fueron aprobados otros frente a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la desnutrición, y para el uso de la  anestesia en pacientes mayores de alto riesgo quirúrgico, con el objetivo de implementarlos en todos los servicios del país.

Relacionado con la academia y la importancia del conocimiento desde la enseñanza, se encuentra en fase de diseño el nuevo programa de estudio de la Maestría de Salud Pública y Envejecimiento, así como ya se concibió el del Diplomado de Gerontología y Geriatría.

También está en fase de actualización el Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor con sus tres subsistemas: comunitario, hospitalario e institucional.

Fue creado en el propio centro de Longevidad, Envejecimiento y Salud el comité y grupo de trabajo para el desarrollo de la especialidad en la Isla y, en fase de trabajo, se encuentra el programa para el desarrollo de la especialidad de Geriatría  en el periodo 2020-2025.

La buena salud debe ser un aspecto esencial de la respuesta de la sociedad ante el envejecimiento poblacional, agregó la doctora Rodríguez Rivera, quien recordó un pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien aseguró que «lo más humano que puede hacer la sociedad es ocuparse de las personas mayores».

EN CONSONANCIA CON LA DINÁMICA DEMOGRÁFICA

Pero además de disponer de esos centros y consecuente con su dinámica demográfica, Cuba ha continuado priorizando la atención al adulto mayor.

Por ejemplo, en el año que acaba de concluir, en Geriatría se llegó a un total de 53 servicios de esta especialidad, con 1 063 camas destinadas a ello, 53 más que al cierre de 2018, según afirmó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, el pasado 27 de diciembre al pasar revista al sector en 2019.

En ese periodo se incrementó el número de camas en los 155 hogares de ancianos, para un total de 12 419, así como dos nuevas casas de abuelo, para un total de 295.

Más de 973 000 adultos mayores se incorporaron a los círculos de abuelos durante este año y se crearon 29 departamentos de Salud Mental, lo que permitió alcanzar un total de 178 en todo el país.

PRECISIONES

  • En el año 2019 se ingresaron en el Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud 675 pacientes, cifra superior a 2018.
  • El índice ocupacional es de un 78 % y el intervalo de sustitución fue de 2.9 días.
  • El promedio de estadía es de 7.9 días, 1 día menos con relación al año 2018.
  • Se realizaron 7 579 consultas médicas, cifra ligeramente inferior a la reportada en 2018.
  • Se efecturaron 401 intervenciones quirúrgicas, que representan el 100,1 % del plan, cifra superior a las reportadas en los últimos cinco años y 123 más que en 2018.
  • Se cumple con el indicador de herida quirúrgica limpia y no se reportan infecciones.
  • La estadía preoperatoria es de 1.7 días, cifra inferior al resultado de 2018.
  • Se implementó con éxito la cirugía de mínimo acceso.

PROGRAMA DE ATENCIÓN INTEGRAL AL ADULTO MAYOR

Subprograma de atención comunitaria

  • Objetivo: Crear una modalidad de atención gerontológica comunitaria, que contribuya a resolver necesidades socioeconómicas, sicológicas y biomédicas de los ancianos a este nivel.

Subprograma de atención al adulto mayor en instituciones sociales

  • Objetivo: Contribuir a elevar el nivel de vida y el grado de satisfacción de los ancianos institucionalizados y sus familias, mediante acciones de promoción, prevención, asistencia y rehabilitación, en estrecha interrelación con los demás niveles de atención y con la colaboración y la participación activa de la comunidad.

Subprograma de atención al adulto mayor en hospitales

  • Objetivo: Alcanzar una atención integral hospitalaria al anciano sobre bases geriátricas actuales. Organizar la estructura hospitalaria para priorizar la atención del adulto mayor y elevar la calidad de vida del anciano en el medio hospitalario.

Fuente: Granma