Objetivos de trabajo del MINSAP para el 2020: incrementar la calidad de los servicios de salud

El Sistema Nacional de Salud durante el año 2020 dará continuidad a los objetivos de mejorar el estado de salud de la población, incrementar la calidad y satisfacción del pueblo con los servicios que se le prestan, hacer eficiente y sostenible el sistema, garantizando su desarrollo.

Nos encontramos inmersos en un momento de profundas transformaciones, en los ámbitos económico, político y social, los cuales tienen por base el vertiginoso avance de la ciencia, la tecnología, la información y las comunicaciones, y su rápida introducción en los servicios que se brindan, como fuentes del progreso social.

Para enfrentar estos, y otros retos derivados de la “sociedad del conocimiento”, la planificación estratégica constituye una herramienta de gestión para la toma de decisiones en torno al quehacer actual, para responder a las demandas con mayor eficacia, eficiencia y calidad en los servicios, que repercuten de manera directa en el cumplimiento de los objetivos estratégicos del sector de la salud a mediano y largo plazo, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para este año constituyen prioridades el fortalecimiento de las acciones integrales, con énfasis en la Atención Primaria de Salud y el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, que satisfagan más del 70% de las necesidades de salud de la población.

De igual manera se prestará máxima atención y seguimiento al fortalecimiento de las actividades de la higiene, la epidemiología y la microbiología, a través del sistema de vigilancia, el trabajo de control de vectores para la disminución del índice de infestación por mosquito Aedes aegypti y de esta forma evitar la transmisión de arbovirosis.

El ejercicio de la regulación sanitaria y las medidas que garanticen su operatividad y efectividad, es otro aspecto que deberá profundizarse en el marco regulador, vigilancia, certificación y exigencia sanitaria, que permita incidir con resultados favorables en el cuadro de salud de la población.

Continuará el trabajo sistemático del proceso docente educativo de pre y posgrado, la preparación integral de los claustros, la formación doctoral y ejecución de los planes de superación profesional en correspondencia con los avances en el sistema de salud y las necesidades de los servicios, asegurando la labor político ideológico y ética con los estudiantes.

Es preciso continuar el desarrollo de la actividad científica con investigaciones que respondan al cuadro de salud, las innovaciones tecnológicas y la generalización de los principales resultados. Estimular las actividades vinculadas a la Estrategia Integral de Calidad con particular énfasis en el progreso de los procesos de habilitación y acreditación de las redes de servicios.

El incremento de la racionalidad y eficiencia económica en el sector, es un aspecto vital para su sostenibilidad y desarrollo. Será prioridad el cumplimiento Programa por el empleo eficiente y racional de los recursos (PEERR), donde debe tener preferencia el aseguramiento logístico como respuesta a las necesidades del sistema, la ejecución del programa inversionista, de reparación, mantenimiento y recuperación de la infraestructura material, el equipamiento médico y no médico, del mobiliario clínico y no clínico, teniendo como premisa fundamental la sostenibilidad de lo recuperado, todo ello apoyado en una mayor calidad en el control interno.

Profundizar en las estrategias para el desarrollo de la informatización del sector, a través de un proceso intensivo, planificado y sistemático e introduciendo las tecnologías que propicien una mayor integración y cultura de trabajo en red en los servicios de salud y el intercambio de sus profesionales.

Esta etapa debe caracterizarse por un mayor énfasis en el trabajo político – ideológico en todo el sector de la salud, con un adecuado cuidado al programa de atención integral al trabajador de la salud, la necesidad de ir creciendo en el fortalecimiento de los valores, virtudes y conductas éticas, la atención a las opiniones de la población, en la estrategia comunicacional, así como elevado enfrentamiento ante las manifestaciones de indisciplinas, ilegalidades y
la prevención del delito.

Un marcado énfasis en el fortalecimiento de la política de cuadros y su reserva, con el llamado de nuestro Presidente de la República de Cuba Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez de la evaluación rigurosa de los cuadros, la selección y preparación de sus reservas, de dirigir y no cumplir tareas por cumplir, que analicen, valoren, propongan, implementen, que sean previsores y den respuesta oportuna para la toma de decisiones, que controlen y se retroalimenten con creatividad tal que no de espacios a la superficialidad en los análisis ni al descontrol de recursos y puedan seguir cerrando los elementos de control, exigencia y disciplina dentro de nuestras instituciones.

El Sistema Nacional de Salud continuará cumpliendo sus objetivos de trabajo, retos y prioridades que garanticen los logros alcanzados y supere las expectativas en medio de la actual situación coyuntural y de recrudecimiento del bloqueo del gobierno norteamericano, para ello cuenta con los trabajadores de la Salud, que están allí donde el deber los llama, cumpliendo con la Patria, con el legado del Comandante en Jefe, la Revolución y el Socialismo.

Fuente: MINSAP