Habilitan área para COVID-19 en el hospital Agostinho Neto

Más allá del bienestar y la alegría popular en la provincia de Guantánamo por la considerable mejoría de la situación sanitaria con respecto al nuevo coronavirus, todavía la guerra contra el SARS-CoV-2 no se ha ganado y el peligro de un rebrote sigue latente.

Tal realidad induce a las autoridades de la Salud a reclamar disciplina y cooperación de todos en la lucha por mantener lo logrado, en tanto se delinean acciones ante posibles complicaciones y desde ya se toman las medidas pertinentes para que la COVID-19, en caso de volver, nos encuentre mejor preparados.

Con ese fin el Hospital General Docente Doctor Agostinho Neto habilitó un área, con las condiciones y el equipamiento necesario, para atender a posibles pacientes positivos a la COVID-19.

En el tercer piso del gigante asistencial guantanamero, justo en un espacio con acceso restringido (dos únicas vías de entrada y salida) y bastante alejada de otras especialidades, se encuentra el área de consulta externa, la cual, por las características mencionadas, resulta la más idónea para atender posibles enfermos con la nueva pandemia.

El doctor Yondri Reyes Domínguez, subdirector clínico quirúrgico de la institución, refiere que allí se readecuaron dos locales como residencia médica para el alojamiento durante 15 días a los profesionales que laboren en dicha área, cumpliendo así con el aislamiento requerido en estos casos.

Doctor Reyes Domínguez: “Las mejoras incluyen objetivos como luminarias, pintura, falso techo, puertas, ventanas y nuevos baños”.

Fue necesario realizar labores constructivas como poner falso techo, puertas y ventanas que cerraran todo el lugar, hacer baños, poner luces, pintar y acondicionar un sitio para filtro donde se puedan cambiar la ropa sucia por la esterilizada sin que haya riesgo de contaminación”, explica.

Lo que antes eran dos salas de estar de la consulta externa, se prepararon para alojar hasta 28 enfermos en total, en caso de contagios con COVID-19, y de surgir complicaciones con alguno de ellos, existen también seis locales para cuidados intensivos con todas las condiciones requeridas, donde se pueden atender 12 pacientes a la vez , refiere Reyes Domínguez.

“Todos esos cambios se asumieron en previsión de que Santiago de Cuba en graves circunstancias, no pudiera asumir los casos de Guantánamo. Independientemente de que la situación ha mejorado, estamos listos para enfrentar cualquier eventualidad”, aseguró Carelia Martínez Torriente, subdirectora de administración en el Agostinho Neto.

Industrias Locales y el Ministerio de la Construcción en Guantánamo fueron los encargados de materializar la obra en un área hospitalaria bastante deteriorada y que ahora está plenamente remozada.

“Independientemente del propósito previsor (asistir pacientes con COVID-19), las personas que hoy asisten a esa área se beneficiarán de esta mejora, pues en tanto no exista emergencia por el coronavirus, el área funcionará con las consultas externas”, precisa Martínez Torriente.

En tal sentido el área de salud se alista para abrir puertas a los pacientes de Dermatología, Oftalmología, Ortopedia y otras especialidades habituales, pero lista para cuidar al pueblo si el coronavirus tuviera «segunda vuelta» como en muchos países ha acontecido. En la responsabilidad de cada uno está el conjuro al rebrote de la pandemia.

Fuente: Venceremos